Juegos para animar despedidas de solteros

Juegos para animar despedidas de solteros

Juegos para animar despedidas de solteros

Bien es sabido que en una despedida de soltero puede pasar cualquier cosa (o casi). Es una oportunidad estupenda para conocer gente, jugar, conversar acerca de cualquier tema, bailar, cantar… en definitiva, para disfrutar absolutamente de todo lo que encierra una celebración tan importante como lo es un adiós a la soltería.

También es ese momento perfecto para hablar “cosas de hombres”, para brindar por el futuro marido y… ¿por qué no? para hacer bromas y divertirse un poquillo a su costa.

Si el plan de vuestra despedida de soltero es iros de marcha a un club de striptease o a un espacio recreativo similar, una gran idea es guardar bajo la manga algunas pruebas un poco ridículas (y por qué no algo obscenas) para pasarlo en grande.

 ¿Por dónde comenzar?

Lo primero es hacer que el novio sea bien visible dentro del grupo. Y para ello, nada mejor que obligarlo a que luzca lo más ridículamente que sea posible. 

Una buena opción es colocarle una camiseta con esas típicas frases destinadas en exclusiva a ser usadas en las despedidas de solteros. Otra posibilidad, igual de abochornante, es colocarle un traje de presidiario o un sombrero absurdo con cintas de colorines.

Una vez puesto el foco sobre el protagonista de la fiesta comienza lo más divertido: ir de local nocturno en local nocturno y hacer la indispensable paradita entre uno y otro para poner en práctica juegos y pruebas para despedidas de solteros.

Dichos juegos se pueden adaptar a grupos de todos los tamaños, niveles de aceptación del ridículo y también, de cualquier edad.

Juegos y pruebas para despedidas de soltero 

La diversidad en juegos y pruebas para despedidas de solteros es tal, que sería muy difícil enumerarlos todos en un solo artículo. 

Es por ello que te contaremos sobre aquellos que pueden ajustarse perfectamente a cualquier tipo de grupo, lugar y horario. De esta forma no tendrás que preocuparte de si es apto o no para ser puesto en práctica en vuestro adiós a la soltería.

  • El juego de la verdad

Este juego es ideal para grupos en los que la mayoría de sus integrantes se conozcan lo suficientemente bien como para saber algunos secretos unos de otros. Para ello es preferible que sean amigos desde hace algún tiempo.

El juego va por etapas. En cada una de ellas, uno de los integrantes del grupo debe elegir a otro para que sea el encargado de decir tres “verdades” sobre sí mismo. Las comillas son porque en realidad serán dos verdades y una mentira. Una vez oídas las tres afirmaciones quien lo ha elegido debe adivinar cuál de ellas es mentira. 

Si acierta, seguirá retando a otro miembro del grupo; si se equivoca su turno pasará a otro interrogador y el perdedor pagará una penitencia o prueba que será decidida entre los restantes miembros del grupo. 

Este juego da para inventar muchas mentiras graciosas y creíbles, y por tanto da lugar a mucha diversión. Entre hombres suele volverse un juego morboso y lascivo como el que más. Ejemplo de mentira: “el año pasado tuve un romance con tu novia”.

Eso sí, aseguraos de que todos los participantes sean conscientes de que se trata de bromas y de que estén de acuerdo en asumirlas; no se trata de violentar cruelmente a nadie sino de pasar un rato entre risas y subidas de testosterona.

  • ¡Eso no se dice!

Elegid entre todos una palabra que sea muy repetitiva entre el grupo de la despedida de solteros y declaradla prohibida de ser utilizada en lo que dure la fiesta.

Como idea, la palabra prohibida podría ser alguna parte del cuerpo, el nombre de la novia, un modismo habitual, una palabra obscena, ¡queda a vuestra elección!

La cuestión es que el grupo se ocupe de hacer que los demás digan la palabra y el que la diga sume puntos en contra. El que más puntos en contra sume al final de la jornada, tendrá un castigo vergonzante a decidir por el grupo. Por ejemplo, quitarse ropa, beber de más, llamar a la novia y decirle algo embarazoso. Asimismo, si lleváis una muñeca hinchable junto con el grupo os dará momentos inolvidables.

También puede jugarse al revés. Que reciba un premio quien más provoca que otros digan la palabra prohibida. El premio puede ser desde objetos comunes tales como preservativos hasta juguetes sexuales más elaborados.

Lo importante es amenizar la jornada de despedida y aprovechar al máximo esa última noche de soltería de vuestro mejor amigo para que se convierta en inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *